miércoles, 30 de julio de 2014

El extraterrestre que cometió un error.

Historia leída por ahí...

Érase una vez un extraterrestre que llegó a nuestro planeta tierra. Era muy simpático y enseguida fue bien acogido por la comunidad internacional. Todos nos maravillábamos del insólito encuentro.

Nuestro nuevo amigo solo pidió una cosa: Por favor, dadme todo el conocimiento que podáis de todas las culturas de vuestro planeta. Su deseo fue cumplido y miles de libros, con la parte más significativa del conocimiento humano, fueron regalados al extraterrestre. Nadie se explicaba para qué los podía querer, si no le cabían en su pequeño platillo volante (no podía ser otro tipo de nave espacial, claro... para eso es un extraterrestre)

Él, asignó un número a cada letra o símbolo de puntuación que aparecía en cada uno de los libros. Después, apuntó (era un extraterrestre muy trabajador y con mucha paciencia) cada uno de los números que correspondían a cada una de las letras de los libros uno detrás de otro, formando una enorme fila de números. Una vez había terminado le puso un cero delante y una coma, formando así un número entre 0 y 1 con muuuuuuuchos decimales (cualquier número entero al que le pongas delante 0, forma un número entre 0 y 1)

Sacó de su platillo volante una barra larga de algún metal muy pulido y fijándose en el número que había conseguido hizo una única marca sobre la barra de metal, que representaba la posición del número decimal, considerando un lado de la barra como el cero y el otro lado como el uno.

¡¡Gracias humanos!!!, aquí llevo conmigo todo el conocimiento que me habéis proporcionado. Y colgó la barra de metal junto con otras cientos que ya llevaba expuestas en el interior de su platillo, cada una de ellas con una sola marca.

Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

¿Qué error cometió el extraterrestre? ¿Es posible codificar una cantidad inmensa de información en una sola marca que representa un número entre 0 y 1?

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Esto si que es deduplicar y no lo de Data Domain , - )

      Eliminar
  2. Rubén....ya deberías saber que lo importante es lo larga que se tenga ;)...la "barra" digo..jejejejjejeejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claramente.... el tamaño aquí si que importa , - )))))))) jajajjajajja

      Eliminar
  3. Si la marca se hace abollando la barra metálica, la abolladura más exacta posible sería la de 1 átomo del metal. Teniendo distancias interatómicas del orden de 10E-9 m, sería una abolladura monoatómica entre una sucesión de 10E9 átomos que caben a lo largo de 1 m, suficiente para almacenar tan sólo 9 decimales, es decir 9 letras/símbolos.

    Poca información almacenada para una tecnología tan exacta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Premio!!!.. ese es el problema que presenta cualquier sistema que contenga información, que necesita de un soporte físico y siempre hay límites cuando se trata de la realidad , - )

      Eliminar